Imago lacus

The picture above was taken by a dear friend, the American poet Debra Kang Dean (please do not use it without permission). I met Debra three years before, when I went to Walden to work with his late husband Brad, a great Thoreau scholar. Once we spent hours tracking this quotation: "Some men go fishing all their lives without ever realizing it's not fish they are after." We concluded that Thoreau never wrote it, but si non è vero...

Sunday, October 30, 2011

Bertsolari

Aquí no suelo escribir mucho sobre cine, pero cuando la película lo merece hago una excepción, como en el caso de Poetry. Anoche vi Bertsolari y lo que tengo que decir va en castellano porque me parece un documental especialmente importante para los que no saben euskera, como antídoto contra los prejuicios y las malinterpretaciones que aún rodean la cultura vasca.

Por poner sólo un ejemplo, hace unos años (en la revista Ostiela, si no recuerdo mal) se divulgó un libelo escrito por Matías Múgica, un señor que arremetía contra el bertsolarismo mediante el simple expediente de traducir una estrofa que, sin mayor explicación, presenta como un “horror” carente de cualquier valor estético. Múgica reconocía que “denigrar toda una cultura por el procedimiento de traducir una estrofa es pura piratería”, pero denigra, que algo queda.

Lo del libelo explica en parte que aún haya vascos que no conozcan a Maialen Lujanbio, Andoni Egaña, Jon Sarasua o Miren Amuriza, algunos de los bertsolaris con cuyas palabras y silencios Asier Altuna ha tejido la trama de esta película. Pero las cosas están cambiando rápidamente, y hoy el cine nos proporciona el contexto histórico y personal para entender no sólo qué es un bertsolari y cómo improvisa sus poemas (algo que, como recuerda Lujanbio, requiere años y horas de trabajo previo), sino ampliar la comprensión de ese fenómeno cultural al País Vasco en profundidad (especialmente ahora que, como también sugiere Sarasua, hemos pasado demasiado tiempo ofuscados por la cuestión de la violencia).

Sin ese contexto no es posible entender nada, ni del bertsolarismo ni de cualquier otra expresión cultural, ni poder apreciar su valor artístico y social. Además, lo que en esta película cuentan los bertsolaris se puede aplicar a cualquier otro proceso de creación (que nunca es estrictamente individual, lo que pasa es que en el bertsolarismo la presencia del público es especialmente visible). Sin saberlo, teníamos un tesoro a la puerta de casa.

Por todo eso, permitidme la exhortación: id a ver esta película mientras aguante en cartelera. Vais a vivir un viaje maravilloso de 90 minutos llenos de música y poesía por parajes de Zarautz, Hernani, Bilbao o San Francisco. Y si no podéis, mientras esperamos el DVD aquí hay un par de videos de 5 minutos:



9 comments:

  1. ¡¡Que emocionante!!
    No sólo la actuación de los bertsolaris, sino también la atención del publico asistente..Desde luego que la emoción que trasmiten los bertsolaris, traspasan las fronteras linguisticas.
    un saludo desde Galicia.

    ReplyDelete
  2. Pues me alegro mucho, Victoria, gracias por el comentario. Sí que es emocionante, tiene que serlo cuando hay 12000 personas escuchando lo que otra tiene que rimar sobre un tema completamente inesperado... pero a mí lo que me pasma de verdad son esos 15 o 20 segundos de silencio entre la propuesta y el primer verso, esa capacidad de concentración. Y que la clave, o al menos eso es lo que dice Sarasua en la película, sea la "soiltasuna", una palabra que lo mismo se traduce por "sencillez" como por "sutileza" o "austeridad".

    ReplyDelete
  3. Pues tendré que ir a verla, porque reconozco que tengo prejuicios acerca del bertsolarismo. Siempre me ha sonado como a las canciones folclóricas que se cantan rascando una botella de anís, algo rancio.

    ReplyDelete
  4. Prejuicios tenemos todos, sin ellos tampoco sería posible tener juicios, pero no te la pierdas, Laura, merece la pena. The times they are a-changing, o eso parece, y en la peli verás algunas de las expresiones artísticas más híbridas y sofisticadas (cosmopolitas, sí) que han surgido en torno al bertsolarismo de estos últimos años.

    ReplyDelete
  5. Me alegra haberte hecho caso. Me encantó la peliy me interesó mucho el bertsolarismo. Me declaro fan de Maialen Lujambio, que me pareció una mujer muy interesante. Creo que nunca lo podre disfrutar mucho porque mi nivel de euskera no da para tanto. Lo único que sigue chocando con mis prejuicios es la imagen de la txapelketa. Ese público emocionado tiene demasiadas connotaciones con otras cosas para que me pudiera sentir cómoda ahí.

    ReplyDelete
  6. Yo también me alegro, Laura, y creo que sé a lo que te refieres; uno de los bersolaris de la peli (Sarasua) tampoco se siente cómodo con el campeonato.

    Por cierto, resulta que hoy mismo nuestra Isabel Escudero, a quien también le gusta esto del poema popular, hablaba (con AGC) en la Carpa que han puesto en el Boulevard. Me dicen que había preparado unos versos para la ocasión; yo nos los he podido escuchar en directo pero aquí van por si acaso:

    "Que yo no quiero enterarme
    de los trajines del Euro
    y ahora quieren preguntarme
    si lo quiero o no lo quiero.

    "Y yo les digo, señores,
    que se ahorren la molestia
    que hay cosas que el pueblo llano
    sólo puede padecerlas.

    "Que así de lo que no saben
    los mandamases se enteran
    y hacen gala democrática
    de democracia a la griega.

    "Que en Grecia la bien nacida
    se fundó la Democracia....
    Pues mire usté por donde
    que en Grecia acabó la farsa."

    ReplyDelete
  7. Es un documental extremadamente ñoño en su tratamiento irónico, es un producto audiovisual con un viraje torpe ya que estaba enfocado hacia el triunfo de Egaña y la victoria de Lujambio desbarata la singladura sin arreglo posible y, es terriblemente confuso: la mezcla de lo que es la tradición casera de la improvisación oral con un campeonato que tiene una estética de misa de santo padre resulta bastante chirriante.

    Evidentemente puede sorprender a los legos descubriéndoles un mundo desconocido pero mal embajador es este producto al mundo del bertsolarismo como género, como tradición, como literatura popular. Una actividad que, debido a que se ha desarrollado en una sociedad tan cambiante que el viejo Txirrita no reconocería ni la plaza de su pueblo ni sus paisanos, ha evolucionado hacia una exacerbación de la competición y el mastodóntico espectáculo.

    Eso sí, ha dejado el camino expedito para un documental con más presencia de la autoridad femenina en la materia y una visión histórica diáfana que es lo más interesante ya que refleja los cambios en el país.

    ReplyDelete
  8. la frase era;
    Es un documental extremadamente ñoño en su tratamiento "icónico"
    a ver si el corrector no se viene arriba otra vez.

    ReplyDelete
  9. Gracias, anónimo. Si hay viraje y mezcla, no se puede atribuir al documental, sino a la propia realidad (híbrida, cambiante) que retrata, fielmente creo yo. Pero no soy experto en la materia. Como lego, reconozco que me sorprendió y me hizo descubrir aspectos de mi pueblo que desconocía. Ojalá vengan más y nos enseñen más cosas.

    ReplyDelete