Imago lacus

The picture above was taken by a dear friend, the American poet Debra Kang Dean (please do not use it without permission). I met Debra three years before, when I went to Walden to work with his late husband Brad, a great Thoreau scholar. Once we spent hours tracking this quotation: "Some men go fishing all their lives without ever realizing it's not fish they are after." We concluded that Thoreau never wrote it, but si non è vero...

Tuesday, December 6, 2011

Zadie Smith sobre política y literatura... y algo que por aquí llaman equidistancia

[Shakespeare] Había visto cómo destripaban a hombres vivos y quemaban sus entrañas, sólo por preferir una misa latina en lugar de una oración normal y corriente o a la inversa. Sabía muy bien a qué da origen esa clase de certeza feroz y singular y qué destruye. En respuesta, él se convirtió en algo difuso, incierto, una masa de voces contradictorias, irresolubles, que expresan la verdad pluralmente. A través del prisma de 2008 [año de la elección de Obama], la "capacidad negativa" [según Keats: "aquella por la cual un hombre es capaz de vivir con incertidumbres, misterios y dudas, sin la irritante búsqueda de hechos y razones] parece el antídoto perfecto para el "heroísmo ideológico".

Sin embargo, a pesar de todo, seguirmos esperando de nuestros políticos un heroísmo ideológico. Los pragmáticos nos parecen débiles. A los equilibrados los llamamos tontos ingenuos. En Inglaterra teníamos un insulto para la gente así: trimmers. [...]

Son precisamente los hombres con esas peculiaridades intelectuales los que siempre he esperado ver en política. Pera tal vez Macaulay tenga razón: tal vez los Halifax [el primer trimmer que asumió el insulto con orgullo] de este mundo son, en definitiva, mejores escritores que políticos. Muchas cosas dependen de cómo resulte ser este presidente, pero eso es un debate para el futuro. Aquí más bien quiero aventurar una pequeña teoría relativa a la evolución de cierto tipo de voz, representada por Halifax, por Shakespeare y muy posiblemente por Obama. Porque la voz de lo que Macaulay llamó "el historiador filosófico" es, en mi opinión, una voz concreta y valiosa, y creo que alguien debería estudiarla como es debido.

Es una voz que un hombre desarrolla con el tiempo; mi pequeña teoría contempla cuatro fases de desarrollo. La primera es una fase contingente y no puede forzarse; la voz, no por culpa de ella, se ve atrapada entre dos polos, dos sistemas de creencias rivales. Así que esta primera fase necesita la segunda, donde la voz aprende a ser flexible entre los dos puntos fijos, incluso hasta llegar al equívoco. Luego viene la tercera: esta flexibilidad innata da la impresión de que se puede "ver algo desde los dos lados". Y finalmente la última fase, que considero señal de cierta clase de genio: la voz renuncia a la propiedad de sí misma, desarrolla una percepción creativa de la disociación en la que las reivindicaciones que le son propias no parecen más poderosas que las de cualquier otra. Ahí tenéis mi pequeña teoría; aunque preferiría decir que es un relato. Es un relato sobre una voz maravillosa, a veces empleada por ciudadanos, rara vez por hombres en el poder. En medio del clamor de las guerras culturales de 2008, fue especialmente difícil oírla.

Zadie Smith
Cambiar de idea (Anagrama, 2011), 207-9

3 comments:

  1. Que sugerente cita de Keats :)
    Ya que se trata de literatura y politica me parece que, por prosaico que sea, en principio hay que distinguir entre poetica y etica. La actividad poetica puede acercarse a quien quiera hasta donde quiera: nada humano le es ajeno, sobre todo si se trata del vecino, de un amigo o hasta una de esas voces shakespeareanas en uno mismo. La reflexion etica, en cambio, precisamente para salvaguardar una relacion libre con "incertidumbres, misterios y dudas", debe distanciarse muy especialmente de ideologias que se afirman negando la vida de quienes no la comparten. Otra cosa es que aunque comprender no sea justificar, la frontera entre ambas dimensiones sea asimismo un lugar de incertidumbre, misterio y duda, porque el juicio practico se trenza con afectos, relatos y experiencias. Y que la actividad literaria pueda favorecer la tarea liberadora de determinismos que segun Hannah Arendt se caracteriza por el perdon y la promesa. Asi la de una ciudadania donde habitantes de diferentes o varias metaforas y mitos convivan ante el enigma de la existencia.

    ReplyDelete
  2. La cita de Keats parece que corresponde a la primera fase de desarrollo que Zadie Smith apunta.
    Para Keats la ciencia destruye la poesía del universo, por eso es "irritante" la busqueda de hechos y razones, y es irritante, por ejemplo, que Newton explique racionalmente el fenómeno del arco iris, sin darse cuenta de que esa explicación científica, compleja, es tan bella y fascinante como el mito estético y poético al que se aferra su pensamiento.
    La cultura, la literatura, nos ayuda a descubrir que hay muchas maneras posibles de caminar por la existencia, y en el ámbito político, a relativizar todos los días nuestra ideología y la de los demás individuos hermanados en la vida.
    Pero puede ser que esa contemporización tranquila del genio ante ciertos mitos e ideologías, pese a tener la fraternidad en el horizonte, no vaya más allá del voluntarismo.
    ¿Cómo actuar sin caer ni en la ingenuidad ni en la confrontación?

    ReplyDelete
  3. Gracias por dos aportaciones tan ricas y hasta complementarias, creo. Kepa: la ciencia también nos enseña a tratar con incertidumbres, para domesticarlas y convivir con ellas. Pero esa flexibilidad taoísta (la capacidad negativa) que nos permite poder valorar dos cosas al mismo tiempo no significa que nos quedemos como el asno de Buridán, permanentemente indecisos; como bien sabes, Zigor, la tarea ética consiste precisamente en dar respuesta a ese ¿qué he de hacer ahora? Lo que dice Zadie es que para poder preservar un espacio de convivencia que haga posibles la tarea ética hay que evitar políticamente ese heroísmo ideológico del " conmigo o contra mí".

    ReplyDelete