Imago lacus

The picture above was taken by a dear friend, the American poet Debra Kang Dean (please do not use it without permission). I met Debra three years before, when I went to Walden to work with his late husband Brad, a great Thoreau scholar. Once we spent hours tracking this quotation: "Some men go fishing all their lives without ever realizing it's not fish they are after." We concluded that Thoreau never wrote it, but si non è vero...

Tuesday, May 15, 2012

La primera vez

Esta mañana en Leioa, después de 3 horas de clase sobre investigación transdisciplinar, hemos hecho una pausa para leer un poema de Ibai Iztueta. Es uno de mis recursos para respirar un momento y cambiar de marcha; más de una vez he comprobado que estas pausas permiten asimilar mejor la materia y fomentan la participación de todos los estudiantes. Este poema en particular completa el que aquí puse antes, pero sin ese potencial intimidatorio que tienen las obras maestras (y el de Auden lo es: no le sobra una coma, y en él hasta la fecha de diciembre 1938 es significativa). Además, tienen algunos elementos en común: por lo que se refiere a la inventio ambos poemas invitan a mirar aquello que habitualmente pasamos por alto, y su dispositio es similarmente bipartita: tras plantear la enseñanza directamente en los primeros versos, en la segunda parte se proporciona un vívido ejemplo donde encontrarla reflejada (el Ícaro de Brueghel para Auden; las olas para Iztueta).

Me siento muy cercano a este poema, tal vez porque esas olas me resultan muy familiares, tal vez porque escribo esto en la época del año donde muchos donostiarras celebran su primer día de playa, pero aún no he conseguido traducirlo satisfactoriamente. La estructura es simple, pero el léxico es culto y la música compleja. La aliteración de uraren barrunbe biguna puede mantenerse en “del agua el blando interior”, pero hay otras cosas que se me escapan. Lo que no se pierde es la lección: puede que siempre haya una primera vez para todo, y también puede ser la última, pero toda vez puede ser la primera si la miramos con los ojos del poema. Una ligera lección de impermanencia, apta para bañistas (o budistas) sin más vestido que “la brisa como una camisa de hilo fino”.

* Según la retórica clásica, la estructura lingüística del discurso está conformada por tres elementos: inventio (el hallazgo de los temas), dispositio (su ordenación interna) y elocutio (o estilo de la expresión).

No comments:

Post a Comment