Imago lacus

The picture above was taken by a dear friend, the American poet Debra Kang Dean (please do not use it without permission). I met Debra three years before, when I went to Walden to work with his late husband Brad, a great Thoreau scholar. Once we spent hours tracking this quotation: "Some men go fishing all their lives without ever realizing it's not fish they are after." We concluded that Thoreau never wrote it, but si non è vero...

Friday, March 22, 2013

Hoy es el día de la poesía

¿Me permitiréis que copie algún verso ahora que ya ha pasado el Día Internacional de la Poesía? (A mí es una fecha que me deprime, porque dice mucho del incierto estado de la poesía mundial y su escasa estimación pública; no tenemos, que yo sepa, un Día Internacional del Fútbol o de la Televisión.)

Vuelo en el tiempo es el título que, entre bromas y veras, puso EG-M a una reseña a vuelatecla sugerida por Jaulas, el magnífico avepoemario de José Ignacio Foronda. Una de las partes que más me gusta de ese libro es "Viendo volar vencejos", en la que cada poema abre la misma ventana y anota las peripecias de esos pájaros mes a mes, desde marzo a septiembre, lo que además de dar encanto narrativo nos conecta con el ritmo de la naturaleza. En su entrada Enrique sacaba partido de esa tensión entre lo natural y lo humano, que surge también en otros lugares del libro. En los comentarios mencioné dos ejemplos de Foronda que la exploran:

Yo soy un ruiseñor,
un pájaro, no un símbolo,
y simplemente canto
para decir aquí estoy yo.


Y, sin embargo, el pájaro hace de puente, lo que lleva al poeta a concluir más adelante:

yo celebro la magia
del canto de esa verdecilla
que invita a hablar a dos extraños
cuando despunta el día.


Eso mismo ha sido este blog durante muchos meses: un motivo para que dos o más extraños vayan dejando de serlo poco a poco, mañana a mañana. Visto desde una perspectiva muy rastrera, el blog es un invento de los señores de Google para sacarse una pasta. Visto desde otra, es un punto de encuentro, un σύμβολον (symbolon): el signo o contraseña que permite reconocer al extraño. 

Lo mismo pasa con el pájaro, que será un símbolo (además de un pájaro, naturalmente) en la medida en que vaya y venga entre quienes lo aprecian. Aunque no le conozcan de nombre, porque como dice Miguel d’Ors en su reciente Átomos y galaxias:

¿Mirlo, jilguero, ruiseñor? —Anónimo;
y seguro que no le importa nada:
él sólo quiere ser canción; entrega
todo su ser a este caudal de música,
sin preguntarse para quién, cumpliendo
sin tristeza ni gozo
su cometido en este momento de este bosque,
momento del que yo también soy parte,
con mi silencio y mi deslumbramiento.

2 comments:

  1. Pío, pío, digo, amén, amén. Esa reseña a cuatro manos, tenemos que escribirla.

    ReplyDelete
  2. ¿No lo estamos haciendo ya? :-)

    ReplyDelete