Imago lacus

The picture above was taken by a dear friend, the American poet Debra Kang Dean (please do not use it without permission). I met Debra three years before, when I went to Walden to work with his late husband Brad, a great Thoreau scholar. Once we spent hours tracking this quotation: "Some men go fishing all their lives without ever realizing it's not fish they are after." We concluded that Thoreau never wrote it, but si non è vero...

Sunday, November 22, 2015

Coceando a Thoreau

Me pasan un manuscrito para revisar, una traducción de fragmentos del diario de Thoreau, y en seguida me encuentro con un caballo. En el pasaje del 30 de abril de 1856, el traductor ha escrito “cabalgando” cuando Thoreau dice “rode by the same place on the morning of the 28th”. El lugar al que se refiere es la granja de Tom Wheeler, que está muy cerca del ferrocarril (lo acabo de ver en este mapa de 1906), así que tras una consulta con mis colegas de la Thoreau Society no tengo dudas: hay que sustituir “cabalgando” por “en tren”. Afortunadamente la frase queda bien: “cuando pasé en tren por este mismo lugar”, y el cambio no afecta apenas a las galeradas.

El despiste es comprensible porque en inglés se usa el mismo verbo para ir a caballo, en tren o en carro. Pero, ¿cómo vamos a poder traducir bien un texto del XIX si nuestros referentes norteamericanos de este tiempo son sólo las películas de vaqueros? Aunque su relación con el tren es ambivalente (como dijo en Walden, “no montamos en el tren; el tren nos monta a nosotros”), Thoreau lo utilizaba con frecuencia. Y en los lápices que producía junto con su padre aparecía como propietario de la modesta fábrica familiar, pero Thoreau no poseía más medios de transporte que sus piernas. En una carta a su amigo Harrison Blake (16-11-1857), se jactó de cabalgar montañas en lugar de caballos. Y en el libro en el que más útil podría ser un caballo, la exploración de Los bosques de Maine, sólo aparece uno, el de uno de sus compañeros. Pero a continuación, en el capítulo sobre Chesuncook, Thoreau declara que “no conozco a ningún caballo, ni siquiera al que me coceó”...

1 comment:

  1. De los viajes de Thoreau en tren, recuerdo el que narra en 'Un yanqui en Canadá'. No se detiene mucho en detalles. Parece que su solo interés era llegar pronto a Canadá para "poder dar un buen paseo por allí igual que caminaría una tarde en los bosques de Concord".

    ReplyDelete