Imago lacus

The picture above was taken by a dear friend, the American poet Debra Kang Dean (please do not use it without permission). I met Debra three years before, when I went to Walden to work with his late husband Brad, a great Thoreau scholar. Once we spent hours tracking this quotation: "Some men go fishing all their lives without ever realizing it's not fish they are after." We concluded that Thoreau never wrote it, but si non è vero...

Tuesday, August 23, 2016

México salvaje


Caminando por Ciudad de México (CDMX, antes México DF) gracias a mi colega Jorge Linares he podido admirar algunos de los magníficos murales de la escuela de Rivera, Siqueiros y otros, pero también pude advertir que el arte urbano continua hoy esa tradición en esta gran ciudad. Así que en una librería de la colonia Roma compré un manual de “guerrilla artística”, una introducción al espíritu y las técnicas del arte publico independiente (street art, arte urbano) y al abrirlo en casa me encontré con una cita del mismísimo Thoreau:
It is something to be able to paint a particular picture, or to carve a statue, and so to make a few objects beautiful; but it is far more glorious to carve and paint the very atmosphere and medium through which we look, which morally we can do. To affect the quality of the day, that is the highest of arts. 
En la versión guerrillera se elimina la apostilla que declara que influir en la calidad del día es “cosa que moralmente podemos hacer”, pero el texto de Walden sigue siendo perfectamente aplicable al arte urbano:
 
Ya es algo poder pintar un cuadro particular, esculpir una estatua o, en fin, hacer bellos algunos objetos; sin embargo, es mucho más glorioso esculpir o pintar la atmósfera, el medio a través del cual nos miramos. Influir en la calidad del día: esa es la más elevada de las artes. 
Sorprende comprobar la vigencia de un texto publicado en 1854 y su relevancia para la cultura contemporánea. Ese pasaje tan central de Walden está precedido por una invitación a “volver a despertar” y “mantenernos despiertos” por una esperanza en la capacidad humana de mejorar nuestras vidas. En otro pasaje, Thoreau relata cómo se comunicaba con las personas que venían de visita pero no lo encontraban en casa: escribiendo pequeños y efímeros graffiti en las hojas caídas. Era muy consciente de la expectación causada en su entorno por su experimento en Walden, que podría considerarse una forma de performance pública; una vez más, prescindiendo de las obras de arte al uso, Thoreau nos invita a reactivar la conexión entre ética y estética, y a reapropiarnos del paisaje, ese «medio a través del cual nos miramos».


También del paisaje urbano, pues aunque la abrumadora densidad semiótica de una ciudad --especialmente si tiene las dimensiones de CDMX-- nos invite a desconectar, a mirar sin ver, el street art implica cocreación, porque se infiltra en la vida cotidiana de quien lo ve. Así, el arte público independiente se convierte en un despertador, un artefacto que nos vuelve conscientes del entorno y  alimenta la conexión con él mediante la sorpresa generada por la obra. A esa extrañeza radical Thoreau lo llamaba «lo salvaje» (the wild).


Smith, Keri. (2016) Guerrilla Art Kit, Ciudad de México, Paidós.
Imágenes: @StreetArtDF

No comments:

Post a Comment